Thursday, November 22, 2007

Próspero González un grande que se despide del beisbol


Gerald Hernández
deportes@laprensa.com.ni

De Pablo Juárez a Próspero González, los chinandeganos disfrutaron de dos grandes aporreadores de pelota por más de 30 años. Pablo se retiró hace mucho y su vacío lo llenó con creces Próspero, quien apenas el pasado viernes le dijo adiós a su condición de jugador activo, dando paso a una carrera como entrenador y en un futuro potencial manager del Chinandega.

Próspero hizo polvo los récords de poder para un bateador zurdo y estableció parámetros en estos momentos imposibles de alcanzar, sobre todo con la presencia del bate de madera y torneos cortos en nuestra pelota. Sus 258 jonrones, 1,025 carreras anotadas y 1,135 remolques, son cifras que permanecerán intactas por largo tiempo.

Nacido en Chinandega y criado en León, Próspero debutó en nuestro beisbol en la temporada de 1982-83 con el equipo de Corinto. Un par de años después, que incluyó un título de bateo en la famosa Liga Juvenil Especial que produjo peloteros de la talla de Nemesio Porras y Ramón Padilla, el zurdo es llevado al Chinandega por Argelio Córdoba, quien se convierte en su tutor.

La carrera de Próspero fue creciendo a la par de la de Nemesio, con quien muchos creían que existía algo más que una rivalidad deportiva, cuando en realidad siempre hubo una amistad fraterna que se ha fortalecido con el paso de los años.

Cuando Próspero está en su mejor momento, su ídolo, Pablo Juárez, se retira del juego en 1992. Pablo se fue dejando 1,500 hits, 138 vuelacercas y 839 carreras empujadas, cifras que con el paso de los años fue derribando su pupilo.

Próspero se une al San Fernando porque el Chinandega no va para la temporada de 1993-94 y se mantiene con las Fieras durante cinco temporadas y allí forma parte de un equipo campeón por primera vez en 1994. También disfrutó de un campeonato con León en 1997, actuando como refuerzo en los play offs.

En su carrera también jugó con Estelí y Granada, y en el único Campeonato Nacional que no participó fue en el 2005, cuando decidió quedarse como entrenador en los equipos juveniles del Chinandega, lo que hoy le está sirviendo para ser tomado en cuenta como entrenador del equipo profesional.

En la Liga Profesional, la cual surgió cuando él tenía 39 años, no logró tronar, aunque se hizo notar en la temporada 2005-06 con promedio de 322 puntos en 87 turnos y 26 juegos, y además aportó su granito de arena en la coronación del Chinandega, que puso fin a la “maldición” de 32 años sin ganar un Campeonato Nacional o Profesional.

Próspero se retira en un año en el que también han colgado los spikes, peloteros de la estirpe de Henry Roa y Bayardo Dávila. El próximo en la lista es el veloz Sandy Moreno, en un juego de la presente Liga Profesional.

LIDERATOS
Próspero capturó las siguientes coronas ofensivas:
Bateo: 1 (.400 en 1990)
Jonrones: 3(26 en 1990 y 1997, 8 en 2002)
Empujadas: 3(97 en 1990, 77 en 1997 y 43 en 2002)
Bases alcanzadas: 5 veces
Slugging: 4 veces
Juegos decididos: 5 veces
Bases intencionales: 5 veces.
6 AÑOS DE 20 HR
El chinandegano tiene el récord de más temporadas de 20 jonrones:
PRÓSPERO GONZÁLEZ: 26 en 1990, 22 en 1991, 20 en 1992, 22 en 1993, 26 en 1997 y 23 en 1999

1 comment:

Reychel said...

Me siento orgullosa de tener un padre que represento dignamente a nuestro pais Nicaragua por muchos años y dejo records para la historia del beisbol nicaragüense!! Te admiro mucho papà.Tu eres mi ídolo nùmero 1 en el beisbol!